Personas que trabajan en Europac

NUESTRAS PERSONAS

En Europac somos talento. Nuestros buenos resultados son consecuencia de un equipo de personas expertas y con criterio en todas y cada una de las áreas de trabajo de nuestra empresa. Personas que no sólo trabajan codo con codo con nuestros clientes para crecer y hacerles crecer, sino que cada día cuestionan todo para mejorar y continuar una cultura empresarial de transformación y desarrollo constante. Somos pioneros y crecemos gracias a personas que, cada día, nos sirven de inspiración y nos ayudan a evolucionar. Nuestras personas son nuestro orgullo. Te presentamos a algunas de estas personas, cuyo trabajo contribuye al crecimiento de nuestra compañía, y seguiremos añadiendo testimonios para crear un mapa del talento que hace grande a Europac.

 

 

 

Nombre: Bruno Goujon
Puesto: European Key Account Manager
Años en Europac: 10 años
 

“El packaging del futuro está por descubrir”

2 años como National Key Account Manager le valieron a Bruno Goujon para demostrar su compromiso con el Grupo Europac. Tras ellos, asumió un rol de mayor protagonismo y, desde entonces, es European Key Account Manager. Un rol que ha desempeñado durante 8 años y en el que ha asumido una parte fundamental para el desarrollo de la estrategia de negocio a largo plazo. Durante 2018 cumple 10 años en Europac: 10 años de éxitos, 10 años diseñando los próximos 10 años de Europac

Tenemos una revolución total frente a nosotros y tenemos que estar preparados para afrontar esa revolución. Estoy muy emocionado ante esta nueva etapa que tenemos por delante: habrá muchos cambios en el sector y debemos enfrentar el reto de adaptarnos antes que nuestros competidores, porque el packaging de mañana aún no existe hoy. En un período de 5 ó 6 años viviremos un cambio total del mercado fundamentado en el desarrollo del E-Commerce y, por tanto, tenemos que continuar trabajando en esta línea en los sectores clave para el futuro que abre este nuevo mercado. Mi objetivo, en este sentido, es trabajar y ser proactivo para alcanzar estos mercados antes que nuestros competidores, y seguir definiendo las estrategias de negocio en aspectos claves como la personalización y la impresión, o el crecimiento del comercio electrónico y la industria alimentaria. Tenemos que disfrutar de este desarrollo y ser conscientes de que nuestro objetivo es seguir creciendo a nivel global y aumentar nuestra presencia internacional. No tengo dudas de que vamos crecer: gozamos de una gran estabilidad, estamos presentes en tres países punteros del sector (Portugal, Francia y España), nuestra capacidad de decisión es rápida y además, gracias al trabajo que venimos realizando, Europac hoy en día ofrece una imagen joven con mucho dinamismo. Hay muchas oportunidades en esta compañía y yo estoy emocionado ante la oportunidad de vivir y afrontar los nuevos retos que tenemos por delante.

 

Nombre: José Luis Pomar
Puesto: Gerente de Europac Alcolea Papel, España
Años en Europac: 31 años

“Europac es mi casa”

31 años dedicados a Europac. José Luis Pomar entró en la empresa como técnico de organización y producción de segunda a los 23 años. Ha sido jefe de máquina de papel, jefe de línea de papel, responsable de proyectos como la ampliación de planta o Converting en Alcolea, director de producción de la línea de ondulado y, desde hace tres años, gerente de planta, también en Alcolea que, junto con la fábrica de Dueñas, es la más antigua de Europac.

Entré con 23 años y, ahora, Europac no sólo es el lugar donde intento ganar dinero, sino que es mi casa: la fábrica de Alcolea está perfectamente integrada en el entorno y, además, el pueblo también lo está con la fábrica. Han sido muchos años de trabajo para que la fábrica crezca, mantenga su identidad y estándar de calidad. Arrancamos a las ocho de la mañana y, después de reuniones y muchas horas de trabajo, acabamos a las seis o siete de la tarde convencidos de que esta empresa familiar seguirá creciendo para convertirse en una gran multinacional. Hemos dejado de ser una planta en la que se acababa el año e intercambiábamos pesetas, a ser una referente con una alta rentabilidad. El secreto no es otro que el trabajo. Mi motivación es minuto a minuto, incluso en los momentos en los que hemos tenido que adaptarnos a las nuevas circunstancias, creer y hacer creer a quienes dudaban. Creo que el reto más importante en la última etapa ha sido convencer a más de cien personas de que era posible, porque hubo un tiempo en el que la gente estaba derrotada y la situación forzaba a tomar decisiones muy rápidas. Las tomamos y, afortunadamente, trajeron dinero a la compañía. Así arrancó un nuevo ciclo para nosotros y la gente empezó a motivarse. En este sentido siempre he tenido una ventaja, es posible que no sepa lo que debemos hacer, pero estoy seguro de lo que no hay que hacer. La experiencia de mis errores y de la gente que me rodea me ha convertido en una persona que sabe reconocer aquello que no se debe hacer. Ahora me siento en casa, y si si tuviera delante a un joven con talento y perfil técnico le explicaría que esto es una sitio perfecto para crecer y aportar. Las empresas muy grandes tienen planes de carrera, pero puede que entres por una mala puerta. En Europac tienes opción de progresar, moverte y crecer.

 

Nombre: Ana Patricia Díaz
Puesto:  Directora de operaciones de Recursos Humanos en Guilhabreu
y Ovar
Años en Europac: 4 años

“Una de las cosas que más valoro de Europac es la posibilidad de crecimiento que ofrece, la formación y, sobre todo, que es una empresa en constante evolución y crecimiento”

Ana Patricia Díaz empezó como técnica de Recursos Humanos a través del Proyecto Cantera, trabajando con las tres plantas de Europac Recicla Portugal, y actualmente es Directora de operaciones de Recursos Humanos en Guilhabreu y Ovar

El Proyecto Cantera es una experiencia única, una oportunidad a la que doy mucho valor y que ofrece un bagaje muy grande. Cantera no supone ir corriendo, tienes tiempo para reflexionar, aportar valor, comparar, conocer procesos y confrontar información. Sin duda ha sido una oportunidad excelente para desarrollarme profesionalmente, acceder a una visión global de la compañía y aprender muchísimo trabajando junto a personas de gran talento, que me permiten aprender y que, además, noto que disfrutan enseñando. De hecho, aprendo cada día porque ningún día es igual al anterior. En mi día a día no hay rutina, incluso aunque puedas tenerlo planeado, siempre hay circunstancias que hacen que todo cambie: un pedido de última hora, una urgencia o algún asunto relevante con un trabajador. Afronto cada día como un reto y  me gustaría estar en el mismo departamento dentro de diez años, porque me gustan los proyectos y creo que actualmente existen ideas que se pueden implementar en el futuro. Si algo me motiva es llegar a la planta, descubrir las preocupaciones y motivaciones de la gente que me rodea y trabajar para que todo el mundo tenga una oportunidad en el futuro. De hecho, una de las cosas que más valoro de Europac es la posibilidad de crecimiento que ofrece, la formación y, sobre todo, que es una empresa en constante evolución y crecimiento. Personalmente, estoy encantada de que la empresa me permita crecer, formar parte de ese proceso y me motiva mucho que lo que hago contribuya a alcanzar los objetivos.