Europac presenta un embalaje de pequeño formato alternativo al plástico que evita el desperdicio alimentario

25-10-2018 .- Europac

  • Es una alternativa sostenible, personalizable, resistente al apilamiento vertical y de montaje automático frente a las tradicional caja de plástico o bandeja de poliestireno
  • Contribuye a mejorar la cadena de valor del cliente y reducir el desperdicio de alimentos en los hogares adaptando el volumen de compra al número de miembros
  • Diseñado para transportar un kilo de frutas como fresas o cerezas, productos importantes para el consumo interno y el mercado de exportación
 
El cambio de los hábitos de consumo exige a productores y proveedores adaptarse a las nuevas tendencias de mercado. El consumidor final compra cada menos tiempo y demanda formatos más pequeños que, además de ser respetuosos con el medio ambiente, se adapten a las nuevas necesidades de hogares que en España tiene menos de 2,5 miembros de media. En este contexto, el Grupo Europac ha desarrollado una solución de cartón ondulado de pequeño formato para transportar un kilo de fruta. 
 
Está destinado principalmente a productos frescos de alta calidad y tamaño reducido como fresas o cerezas, que son importantes en el sector agrícola tanto para el consumo interno como por el mercado de exportación. Precisamente, una de las ventajas competitivas del nuevo embalaje frente a la tradicional caja de plástico o bandeja de poliestireno es la capacidad de apilamiento vertical tanto en el proceso de distribución como en la exposición en el punto de venta. Además, destaca por su funcionalidad al tra-tarse de una caja de montaje automático que se utiliza directamente en las instalaciones de envasado del productor.
 
Por último, como ventaja competitiva propia de todos los embalajes de cartón ondulado es reciclable, biodegradable y personalizable con impresión de alta calidad, convirtiendo el embalaje en un soporte de comunicación y marketing. Por lo tanto, no sólo es una alternativa sostenible y competitiva frente a los embalajes de plástico, sino que además contribuye a mejorar la cadena de valor del cliente y reducir el desperdicio de alimentos en los hogares adaptando el volumen de compra al número de miembros.
 
Parte de la solución
 
Pierrick Vincelot, director de Desarrollo de Producto de Europac, ha explicado que “como socio estratégico de embalaje, uno de los objetivos de la compañía es contribuir a optimizar la cadena de valor de sus clientes y ayudarles a anticiparse a las demandas del mercado. Si con esta nueva propuesta, además de adaptar el embalaje a los nuevos hábitos de consumo, conseguimos reducir mínimamente el desperdicio de alimentos, se habrá recompensado con creces el trabajo realizado por nuestros colaboradores”.
 
La Comisión Europea estima que “cada año se desaprovecha un tercio de la producción mundial de alimentos”. En la Unión Europea, el 42% de todo el desperdicio alimentario se produce en los hogares, siendo España el séptimo país que más comida desperdicia con una media de 76 kilos por persona y año. Para el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación “el desperdicio de alimentos está relacionado esencialmente con malos hábitos de compra y consumo, así como por la gestión y manipulación inadecuada de los alimentos”.