5 tendencias que marcarán el sector del packaging en España en 2018

09-02-2018 .- Europac

Durante el pasado año 2017 la industria española del packaging mostró sus credenciales para afrontar con optimismo una nueva etapa: cerró el ejercicio con un 4,1% de crecimiento y ya mira a un futuro que plantea nuevos retos y un cambio del mercado del embalaje. Ante esta perspectiva, sería una tarea casi inabarcable precisar cada una de las características del sector del packaging durante los próximos años. Sin embargo, podemos puntualizar las tendencias que marcarán el sector durante 2018.

Queda claro que una de las claves básicas del nuevo mercado está definida por las rutinas y hábitos de los nuevos perfiles de consumidores. Estas son cinco de las tendencias más relevantes del sector español del packaging durante el próximo año:

La internacionalización

Operando desde lo local, la industria del packaging ha encontrado a la perfección una salida exterior para sus productos sin dejar a un lado la expansión nacional. 2018 es un año que anima a reforzar las raíces locales y buscar, al mismo tiempo, la internacionalización necesaria y natural para que la industria siga creciendo.

Diseño adaptado al cliente

El concepto de innovación vive un momento de cambio. Si bien la industria del embalaje sigue invirtiendo recursos para mejorar los procesos productivos, el futuro del packaging está vinculado a una inversión de I+D+i realizada de acuerdo a las necesidades específicas de cada cliente. No se trata sólo de fabricar embalajes de calidad, sino de crear soluciones de packaging adaptadas a cada cliente.
3. La importancia creciente del e-commerce. El desarrollo del comercio electrónico (muy vinculado a los nuevos perfiles y rutinas de consumo) exige, cada vez más, que cada embalaje alcance la excelencia en el ahorro de costes, eficiencia, reducción de peso y costes logísticos, diseño ergonómico y, sobre todo, potencie la imagen de marca de los productos que contiene contribuyendo de manera decisiva a la experiencia de consumo final. 

Creación de valor añadido

Relacionado con el punto anterior, el embalaje ha visto como, durante los últimos años, su propia esencia se ha visto modificada. Concebido originalmente como mero recurso logístico para proteger los productos, actualmente se consolida como una de las herramientas de venta más importantes. El packaging forma ya parte fundamental de la estrategia de marketing de cada una de las empresas que buscan diferenciarse dentro del mercado. La capacidad de adaptarse a esta corriente y generar embalajes que susciten una experiencia de consumo es una de las claves fundamentales para crecer en el sector durante 2018.

Sostenibilidad y transparencia

Hoy en día existe una sensibilidad creciente que exige que los productores desarrollen su labor respetando su entorno natural y cultural. En este sentido, la capacidad de cada industria para exponer de forma clara y concisa el marco de desarrollo de su actividad, y demostrar su capacidad para contribuir al desarrollo sostenible marcará una parte importante de la imagen de marca que los consumidores asocian a cada producto. 

Son sólo algunas de las tendencias y retos que deberá afrontar el sector durante 2018. Una oportunidad para generar valor y crecer en un mercado revolucionario que abre sus puertas al cambio.